¡Adiós América del Norte!

Cuando nos adentramos en una de las concurridas autopistas que rodean la ciudad de Los Ángeles, recordamos el impresionante atasco que nos atrapó la mañana en que empezamos este viaje por el suroeste de los Estados Unidos. Nos parecía increíble que apenas hubieran pasado 17 días desde entonces, porque echando la vista atrás teníamos la sensación de que había pasado un mes ¡como mínimo! Fue entonces cuando notamos una punzada de tristeza melancólica y tomamos consciencia de que estábamos recorriendo las últimas millas por este país. En pocos días nos despediríamos de América del Norte y cerraríamos la primera etapa de la Vuelta al Mundo. 

Nuestro Diario de Aventuras - Estados Unidos

Aunque sabíamos que aun teníamos por delante muchos países y destinos, nos costaba despedirnos de un continente que había sido el escenario de todas nuestras andanzas viajeras desde ese lejano mayo del 2014 en que aterrizamos en Toronto. Lo que en ese momento aun no sabíamos era que, debido a las fuertes tormentas que azotaban la costa este, nuestro vuelo se iba a retrasar un par de días porque la conexión con Fort Lauderdale, Miami, no se podría hacer. El fin se acercaba, pero todavía tendríamos unos días más para descansar, poner lavadoras, despedirnos de las hamburguesas del In&Out, hacer Skypes con la familia y acabar de prepararnos.

Aprovechamos la entrada para darles las gracias a nuestros amigos Pere y Kim que nos acogieron de nuevo en su casa de Mar Vista, un tranquilo barrio a  algo más de10 minutos en bicicleta de Venice Beach.

El camino hasta ahora

De esta parte del viaje recordaremos los más de 4.600 kilómetros de asfalto que recorrimos en un roadtrip que nos llevó, a través de California, Arizona, Utah y Nevada, por rutas míticas como la 66, pero también por caminos donde no vimos ni un alma durante horas y horas.

Ruta 66

Recordaremos como el amanecer en el Grand Canyon nos hizo temblar de emoción (aunque el frío matinal también tuvo algo que ver) y nunca olvidaremos esa impresionante puesta de sol en el Monument Valley que nos dejó sin palabras sumergidos en nuestros pensamientos más profundos.

https://www.google.com.pe/maps/search/veniche+beach/@33.9875155,-118.4617151,14z/data=!3m1!4b1

Recordaremos cuán caprichosa puede ser la naturaleza esculpiendo la roca cuando evoquemos Antelope Canyon o Bryce Canyon y la cantidad de paisajes dispares que hemos cruzado, desde el desierto del Mojave a los bosques de secuoyas gigantes de Yosemite.

Desierto del Mojave

Parque Nacional Bryce Canyon

Después de esta experiencia podremos decir que ganamos dinero en un casino de Las Vegas y que paseamos por Death Valley, el lugar más caluroso del mundo. La próxima vez que aparezca la cárcel de Alcatraz en alguna película, sonreiremos y pensaremos “En alguna de esas celdas nos hicimos nuestras fotos al estilo Al Capone”.

¡Ganamos en Las Vegas!

Cuando volvamos a casa y nademos en las apacibles aguas mediterráneas recordaremos el sobrecogedor espectáculo de las olas de Pacifica. Cuando en el tedio de la tarde miremos algún documental de La 2 desde la comodidad del sofá de casa, pensaremos en ese día en que nos sentimos documentalistas en medio de una colonia de elefantes marinos en California.

Oleaje en Pacifica, California

Había llegado el momento de dejar atrás todos estos lugares, pero teníamos la certeza de que eso solo sucedía en un plano físico ya que de ahora en adelante llevaremos con nosotros los colores de esos amaneceres y de esas puestas de sol, de sus bosques y de sus arenas, de su mar y de sus montañas. Pero bueno, no nos pongamos en plan melancólicos autocomplacientes ni nos dejemos arrastrar por la satisfacción del camino realizado, porque aún no ha llegado el momento de hablar del futuro o de sopesar esta aventura desde el distanciamiento. El presente llama a la puerta y exige toda nuestra atención y dedicación. ¡Ya nos sobrará una vida para recordar esta experiencia! Ahora es el momento de vivir, de vivir nuestro sueño y de seguir adelante con la Vuelta al Mundo.

Puesta de sol en San Simeon, California

El camino sigue y sigue y había llegado la hora de regresar a Los Ángeles para tomar el vuelo que nos llevaría hasta la siguiente etapa del viaje: Sudamérica.

Nuevo continente, nuevos países, nuevas aventuras. ¡Nos vemos en Sudamérica!

2 comentarios

  1. Viajar code: Verónica

    Y seguro que con muchas aventuras!!! ^_^ Avanti!!

    • Guillem&Alexandra

      ¡Si! Y de aquí a poco vendrán las vuestras. ¡Qué ganas de leeros! 😉

Responder a Guillem&Alexandra Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies